Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Balance de la Presidencia alemana del Consejo de la UE: "Juntos relanzando Europa"

Logotipo de la Presidencia alemana del Consejo de la UE en el segundo semestre de 2020

Presidencia alemana del Consejo de la UE, © Gobierno Federal

23.12.2020 - Artículo

Coronavirus, presupuestos, Estado de Derecho y clima: durante seis meses de cargada agenda política, la Presidencia alemana ha conseguido reforzar a la UE tanto en el ámbito interior como en el exterior.

La lucha contra la pandemia de coronavirus ha marcado la Presidencia alemana del Consejo. Pero la UE también ha realizado grandes avances en otras cuestiones fundamentales actuando de manera solidaria a nivel interior y de consuno hacia el exterior.

Lucha contra la COVID-19

La UE está unida en la lucha contra la COVID-19. Gracias también a muchos científicos y científicas europeos y la comunidad investigadora europea se ha conseguido desarrollar, obtener y distribuir una vacuna en tiempo récord. La vacunación contra el coronavirus en la UE es ya un hecho inminente. Todos los ciudadanos y ciudadanas de la UE tendrán la posibilidad de vacunarse en un futuro próximo, siendo este un paso decisivo para salir de la pandemia. Alemania está trabajando para que la UE haga llegar la vacuna también a países especialmente necesitados. Como Presidencia del Consejo, Alemania también ha logrado fortalecer la coordinación de la UE en la lucha contra la pandemia mediante un mapa del riesgo de toda la UE, regulaciones uniformes sobre la entrada desde países no pertenecientes a la UE y el trabajo conjunto en estrategias para las pruebas de diagnóstico y el rastreo de contactos. Desde que se produjo el brote de coronavirus, Alemania ha acogido y tratado a más de 260 pacientes de cuidados intensivos de países vecinos, además de que ha enviado material, como mascarillas y respiradores, a países socios dentro de la UE.

Marco financiero plurianual y fondo de recuperación "Next Generation EU"

Tras largas negociaciones y partiendo de una propuesta franco-alemana, la UE aprobó un paquete del denominado "marco financiero plurianual" (MFP), esto es, un plan de gasto para varios años, y fondos para la recuperación, con lo que se pretende relanzar la UE después de la pandemia de coronavirus. El fondo de recuperación "Next Generation EU", dotado con 750.000 millones de euros, es un instrumento nuevo con el que se pretende facilitar ayuda rápidamente a la ciudadanía. Está especialmente dirigido a los países más afectados por las consecuencias de la COVID-19. A ello se suma el marco financiero plurianual para los próximos siete años, con una cuantía de 1,07 billones de euros, que prioriza más gasto en sanidad, protección del clima, digitalización e intercambio de jóvenes. Y los nuevos presupuestos traen otra novedad: por primera vez se vincula el desembolso de los fondos de la UE con el respeto de las reglas del Estado de Derecho. En esto ha puesto Alemania gran empeño hasta el último momento. Este paquete prepara a la UE para un futuro verde e innovador y, al mismo tiempo, refuerza los valores europeos.

Fortalecimiento del Estado de Derecho

El Estado de Derecho constituye la base de la comunidad de valores de la UE, donde los ciudadanos y ciudadanas gozan de la protección de sus derechos y libertades. En este sentido, durante su Presidencia del Consejo de la UE, Alemania ha establecido un nuevo diálogo sobre el Estado de Derecho en el Consejo entre los socios de la UE con el objetivo de reforzar el entendimiento común del Estado de Derecho en la UE mediante un intercambio franco de opiniones. En un debate "horizontal", todos los Estados intercambiaron puntos de vista sobre la situación general del Estado de Derecho en la UE. En un segundo debate, se abordó la situación primeramente en cinco Estados miembros —poco a poco les irá llegando el turno a todos los Estados miembros. Con esta verificación del Estado de Derecho se pretende afianzar una postura común sobre este tema y detectar evoluciones problemáticas en una fase temprana. El año que viene, Portugal dará continuidad a este diálogo bajo su Presidencia del Consejo de la UE.

Soberanía europea

Alemania trabaja para reforzar la capacidad de actuación y de configuración de la Unión Europea en ámbitos tales como la seguridad, tecnología, digitalización y política comercial o monetaria. La UE combina sus esfuerzos actuando de manera conjunta precisamente también en el exterior porque en la competencia entre grandes potencias los Estados nacionales ya no pueden contribuir a configurar el orden mundial por sí solos. En el ámbito de la política de seguridad, durante su Presidencia del Consejo, Alemania ha desarrollado una especie de "brújula estratégica": sobre la base de un análisis de amenazas, los Estados miembros de la UE intercambian impresiones sobre cuestiones de seguridad y defensa y se dotan de una dirección común. También en la llamada "Cooperación Estructurada Permanente" Alemania ha logrado culminar dilatadas negociaciones. Gracias a lo cual en el futuro también se permitirá la participación de países no miembros de la UE en los respectivos proyectos de seguridad y defensa de la UE. De este modo se refuerza al mismo tiempo el pilar europeo de la OTAN y la cooperación entre la UE y la OTAN.

Pero los conflictos nunca se pueden resolver únicamente por medios militares. Así pues, para mantener la paz, Alemania fomenta y refuerza la gestión civil de crisis como elemento central de la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea. Con la creación del Centro Europeo de Competencia para la Gestión Civil de Crisis en Berlín, el Gobierno Federal realiza una importante contribución en este sentido. En este centro, los Estados miembros de la UE ponen en común con sus socios los conocimientos adquiridos y capacitan a personal para mejorar las misiones civiles de la UE.

La UE, paladín del clima

Europa sigue estando a la vanguardia en protección del clima. Para 2030, la UE quiere reducir sus emisiones de CO2 al menos un 55 % y, para 2050, queremos convertir a Europa en el primer continente climáticamente neutro. Durante la Presidencia del Consejo, el Gobierno Federal ha logrado consagrar estos objetivos en una Ley Europea del Clima. Aunque es un objetivo ambicioso, al mismo tiempo brinda grandes oportunidades: el proceso de transformación hacia una mayor sostenibilidad debe ser económicamente rentable. Además, al menos el 30 % de los gastos de la UE en los próximos siete años se destinará a la protección del clima. Juntos por una recuperación sostenible, una "recuperación verde". 

Defensa de los derechos humanos y solución de conflictos

La UE ha aprobado un nuevo instrumento político contra violaciones graves de los derechos humanos como la tortura, la esclavitud o la violencia sexual sistemática. Con el régimen de sanciones en materia de derechos humanos, la UE puede desde ya impedir la entrada a personas o inmovilizar sus bienes. Alemania lo ha promovido con particular empeño en el seno de la UE.

Igual de importante para la solución de conflictos es la mediación. La mediación entre las partes en conflicto ha propiciado, por ejemplo, las negociaciones de paz en Libia. Alemania ha impulsado este instrumento durante la Presidencia del Consejo también a nivel europeo. En este contexto, los Ministros de Asuntos Exteriores de la UE han aprobado un nuevo enfoque de mediación gracias al cual el Consejo de la UE podrá acordar por primera vez sus propias misiones, para una UE fuerte como actor global de la paz.

Socios globales y Trío de Presidencias

Multilateralismo, democracia y comercio abierto como guía compartida: la UE refuerza sus relaciones con regiones importantes. La UE y los Estados de la ASEAN (Sudeste Asiático) son ahora socios estratégicos. Alemania ya está asumiendo más compromisos en la región del Indo-Pacífico. También con los Estados de América Latina y el Caribe ha mantenido la UE una gran conferencia virtual. Objetivos comunes: protección del clima, biodiversidad, economía de la sostenibilidad, digitalización basada en valores. La UE ha presentado una nueva oferta a los Estados Unidos de América, un "New Deal" con el Gobierno de Biden, con miras, entre otras cosas, a reforzar el orden basado en normas y a relanzar la asociación transatlántica.

Portugal y Eslovenia: socios en el Trío de Presidencias

La continuidad es particularmente importante si en la UE se quieren atravesar gruesas barreras. Independientemente de qué país ostente la Presidencia del Consejo de la UE, es preciso continuar potenciando soluciones políticas a asuntos importantes como el Estado de Derecho, la migración y la protección del clima. No todas las reformas se culminan al cabo de seis meses. Por ello, Alemania lleva más de 18 meses colaborando de manera muy estrecha con Portugal y Eslovenia, países que ostentarán la Presidencia del Consejo de la UE después de Alemania. Muchas iniciativas, como el diálogo sobre el Estado de Derecho, proseguirán con Por

Inicio de página